viernes, 9 de enero de 2009

Serranilla sangrienta


Cerca de Malpica
serrana yo vide
que estaba muy rica.
Parando en posadas,
tascas e ventorros,
las piernas cansadas
e sudando a chorros,
de noche corría
por llano e talud,
e al alba dormía
en el mi ataúd.
La luna amarilla
el perfil mostróme
de mi serranilla.
Era pechugona,
con mucha espetera,
e muy frescachona
e populachera.
Los labios, carnales,
sin asma e sin tos;
los ojos, iguales
(pues tenía dos).
Era algo rechoncha,
e según me dixo,
se llamaba Concha.
Al mirar glotón
su cuello de foca,
agua de limón
se me hiço la boca.
Vestía garnachas
Usadas e cortas,
que olían a gachas
de harina de almortas.
¡Gachas al coleto:
salvado e forraje,
pienso del cateto!
La serrana, inquieta
desde la espesura,
quedó maxareta
al ver mi figura:
fraque con faldita,
gran capa escarlata,
e la paxarita
de la mi corbata.
Mis largos colmillos
buscaron entonces
los sus colmillos.
Con un ansia loca,
febril e mimoso,
buscó la mi boca
un sitio carnoso.
Ella resistía
aquestos engorros,
e me sacudía
tortas e mamporros.
Clavéle los braços
con los alicates
de mis colmillaços.
Manos e pinreles
clavéle con saña.
¡Clavele, claveles,
claveles de España!
E sobre los hongos
tristes e amarillos,
chupé sus mondongos
e sus higadillos.
Aquella lagarta
diome un gran capricho:
chupar a la carta.
Después, sacudíme
el polvo enojoso,
e al punto perdíme
en sitio boscoso,
la mano al bolsillo,
la risa entre dientes,
a más de un palillo,
vulgo mondadientes.
Cerca de Malpica,
vide una serrana
que estaba muy rica.

serranilla. RAE (Del dim. de serrana).
1. f. Composición lírica de asunto villanesco o rústico, y las más de las veces erótico, escrita por lo general en metros cortos.

Serranilla sangrienta, Jorge Llopis, Poesía, 1970
Tomada del blog de Francisco Bernabé Roca

En la imagen la obra “Bite” de ANARKYMAN
Related Posts with Thumbnails