domingo, 6 de enero de 2008

Sentada sobre el miedo de correr


Fue preciso algo siempre
y no fue porque tú
tenías lazos blancos en la piel
tú, tenías precio puesto desde ayer
tú, valías cuatro cuños de la ley
tú, sentada sobre el miedo
sentada sobre el miedo
sentada sobre el miedo
de correr


... de Silvio Rodríguez, “La familia, la propiedad privada y el amor

En la imagen la obra “The Unspeakable Dinner Party” de Laurie Lipton
Related Posts with Thumbnails