miércoles, 21 de noviembre de 2007

El autobús, Alicante y el Sr. Burns


El mal diseño de las líneas de autobús en Alicante causa un deficiente servicio y provoca las quejas de miles de usuarios.

Un estudio del Observatorio de la Movilidad Metropolitana (OMM) indica que sólo el 10% de los alicantinos usa el transporte público. Entre los que desistieron de usar el transporte público para desplazarse al trabajo está Lola. Vive en San Blas, trabaja en la Universidad y si utiliza el autobús tarda una hora para un viaje que en coche cuesta entre 20 y 25 minutos. “Al ver lo que tardaba, me compré el coche” (ver el artículo de Rosa Biot “El autobús se atasca en Alicante” en elpais.com).

Mientras tanto, el mezquino Sr. Burns acaba de idear otro negocio que le permitirá incrementar aun más su pingües beneficios: comprar los autobuses, dotarlos de propulsión nuclear y subir las tarifas (The Simpsons Road Rage). No llegarán antes pero serán más caros.
Related Posts with Thumbnails