sábado, 6 de octubre de 2007

Tiburón financiero


Algunos animales como los cocodrilos y los tiburones blancos no pueden masticar, de modo que cortan su “comida” sacudiéndola y despedazándola con sus dientes. Los dientes se van desprendiendo y reemplazando por otros nuevos y habitualmente pueden verse claramente incluso cuando tienen la boca cerrada.

Imaginé qué pasaría con los dientes de los tiburones financieros, es decir ese tipo de inversores que se dedican a la especulación comprando acciones de sociedades mercantiles con bajas cotizaciones para controlarlas y posteriormente vender a mayor precio sus activos o sus filiales de forma independiente, y esto es lo que resultó.
Related Posts with Thumbnails