lunes, 29 de octubre de 2007

La escalera


Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables.

Fragmento de las “Instrucciones para subir una escalera” de Julio Cortázar (Historias de Cronopios y de Famas, 1962). Leerlo completo en literatura.org

En la imagen, escalera en la medianera de un solar en la calle San Vicente, Alicante.
Related Posts with Thumbnails