miércoles, 3 de octubre de 2007

La carnicera


¿Quién dijo que la carne es triste? La carne no es triste, es siniestra. Permanece a la izquierda de nuestra alma, nos asalta en nuestras horas más perdidas, nos arrastra por anchos mares, nos hace naufragar y nos salva; la carne es nuestra guía, nuestra luz negra y densa, el pozo de atracción en el que nuestra vida se desliza en espiral, succionada hasta el vértigo.
Alina Reyes. El carnicero.

En la imagen la obra Monstreusien, Viande froide, del artista Fred Bastide.
Related Posts with Thumbnails