lunes, 3 de septiembre de 2007

Fontaine


Marcel Duchamp fue el creador del movimiento artístico denominado Ready Made basado en el uso de objetos cotidianos fuera de su contexto habitual. Su obra más conocida, “Fontaine”, consiste en un urinario de pared, de porcelana blanca, colocado en horizontal que, con el pseudónimo de Richard Mutt, presentó a la exposición del Salón de la Sociedad de Artistas Independientes de New York en 1917.

El jurado de la muestra, del que él mismo formaba parte, excluyó la obra, por lo que el artista dimitió como medida de protesta. El siguiente texto, no firmado pero seguramente escrito por el propio Duchamp, contiene la primera explicación publicada acerca de un Ready Made:

“Dicen que cualquier artista que pagara seis dólares podría participar en la exposición.
El Sr. Richard Mutt envió una fuente. Sin discusión, este artículo desapareció y jamás fue exhibido.
¿Cuales fueron las bases argumentales para rechazar la fuente del Sr. Mutt?:
1. Algunos consideraron que era inmoral, vulgar.
2. Otros, que era un acto de plagio, pues se trataba de una simple pieza de plomería.
La fuente del Sr. Mutt no es inmoral. Esto es absurdo. Una pieza de baño no puede ser inmoral. Es un accesorio que puede verse todos los días en las vitrinas de tiendas de plomería.
El que el Sr. Mutt haya hecho la Fontaine con sus propias manos o no, carece de importancia. La ESCOGIO. Tomó un artículo normal de la vida, lo colocó de modo que su significado útil desapareció bajo el nuevo título y punto de vista: creó un nuevo pensamiento para ese objeto.
En cuanto a descalificarla por ser plomería, esto es absurdo. Las únicas obras de arte que América ha proporcionado son sus piezas de plomería y sus puentes”.


“Fontaine” despierta pasiones. En agosto de 1993 durante una exposición de la pieza (de la cual Duchamp hizo ocho originales) en el Carré des Arts de Nimes, Pierre Pinoncelli orinó sobre ella y posteriormente la atacó con un martillo. Los chinos Yuan Cai y Jian Jun Xi Ianjun nuevamente orinaron sobre ella en una exposición en la Tate Modern de Londres en el año 2000. El año pasado, nuevamente Pinoncelli, agredió la obra con un martillo.

La obra está valorada en 2,8 millones de euros.
Related Posts with Thumbnails