domingo, 5 de agosto de 2007

San Dionisio cefalóforo


Se cuenta que San Dionisio, tras su martirio y posterior decapitación en la colina de Montmartre en París, se incorporó, cogió su cabeza cortada entre las manos y anduvo caminado con ella, guiado por dos ángeles, una distancia de unos nueve kilómetros hasta el lugar de su sepultura, donde hoy se levanta la basílica de Saint Denis (San Dionisio en francés). La historia está basada en la representación escultórica del Portal de la Virgen de la Catedral de Notre Dame, que puede observarse en la fotografía.

Según un estudio basado en la Iconografía del Arte Cristiano de Louis Réau (ver http://www.historiarte.net/iconografia/dionisio.html) "Esta leyenda nació de una falsa interpretación de las imágenes del santo, a quien se representaba llevando su cabeza en las manos, simplemente para indicar la naturaleza de su martirio. Ello significaba que había sido decapitado, y nada más. Pero el pueblo crédulo llegó a la conclusión de que había caminado después de morir".

Existe una categoría de santos denominados cefalóforos, en concreto ciento treinta y dos según Pierre Saintyves, antropólogo francés que vivió a finales del siglo XIX y principios del XX, que comprende a los santos decapitados, entre los que, obviamente, figura San Dionisio.

San Dionisio fue el primer obispo de París y en el santoral católico se le recuerda el día 9 de octubre, casualmente el día de la Comunidad Valenciana, en el que se conmemora la entrada a la ciudad de Valencia del rey Jaime I el Conquistador en 1238.
Related Posts with Thumbnails