viernes, 24 de agosto de 2007

Heracles y el león de Nemea


El primero de los doce trabajos de Heracles (Hércules en la mitología romana) fue matar al león de Nemea y despojarle de su piel.

El león había estado aterrorizando los alrededores de Nemea, y tenía una piel tan gruesa que resultaba impenetrable a las armas.

Cuando Heracles se enfrentó a él por primera vez, usando su arco y sus flechas, un garrote hecho de un olivo (que él mismo había arrancado de la tierra) y una espada de bronce, todas las armas resultaron inútiles.

La morada del animal tenía dos entradas: Heracles lo azuzó hasta que el animal penetró en ella, taponó una de las entradas y acorralándolo por la otra lo atrapó y estranguló metiéndole un brazo por la garganta hasta asfixiarle.

Heracles empleó horas intentando desollar al león sin éxito.

Por fin Atenea, disfrazada de vieja bruja, ayudó a Heracles a advertir que las mejores herramientas para cortar la piel eran las propias garras del león.

De esta forma, con una pequeña intervención divina, consiguió la piel del león, que desde entonces vistió a modo de armadura.

http://es.wikipedia.org/wiki/Heracles

En la fotografía, Heracles con la piel del león de Nemea sujetando el pórtico del número 184 de la vía del Corso Vittorio Emanuele II en Roma. El arranque del arco está fisurado ¿debido al cansancio de Heracles?
Related Posts with Thumbnails