lunes, 9 de julio de 2007

Alicia Kozameh en la calle Valencia


Hay fulgores. Son las miradas que se cruzan en el espacio. Son algunas palabras. De entendimientos. De desacuerdos. Se rozan, se frotan en el aire. Producen luz. Las pupilas se dilatan y pueden verse unas a otras. Se ven y se descubren intentando moverse, mirarse. Les da risa el movimiento. A los fulgores se agregan sonidos. Se ríen, ahogan las carcajadas, las desatan, recuerdan los límites. Se callan. De la obra “Bosquejo de alturas” de Alicia Kozameh.

Las miradas de la foto son obra de KIZ. La calle Valencia es el único lugar en el mundo donde Valencia pertenece a Alicante.
Related Posts with Thumbnails